Costos relacionados con las obligaciones tributarias del régimen común en pequeños comerciantes

Luz Marina Torres Alfonso

Resumen


En 1983, con base en el Decreto 3541 y con el fin de mejorar el manejo del impuesto a las ventas, se crean dos formas para ingresar al universo de este impuesto: régimen simplificado y régimen común; al primero pertenecerían pequeños comerciantes, caracterizados como personas naturales, que no superaran el tope de ingresos y no tuvieran más de dos establecimientos de comercio, mientras que al régimen común pertenecían las personas jurídicas y las naturales que no cumplieran los requisitos para estar en el simplificado. Esta estructura actualmente se mantiene, pero las diferentes reformas tributarias han incrementado los requisitos para pertenecer al simplificado. Esta situación ha llevado a que una gran cantidad de personas, que antes tenían pocas obligaciones frente a este tributo, se vieran abocadas a inscribirse, o que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales los clasifique de oficio, en el Régimen Común del Impuesto a las Ventas. Estar inscrito en el Régimen Común conlleva una gran cantidad de obligaciones que se deben cumplir so pena de ser sancionados económica o moralmente. Este estudio es una aproximación a los costos que se puedan derivar de estas obligaciones.


Palabras clave


impuesto a las ventas; régimen común

Texto completo: PDF

ISSN: 2027-1433